Budapest puede presumir de tener una red de transporte público bastante eficiente; autobuses, trolebuses, tranvías y metros tienen una frecuencia y puntualidad más que aceptable. Aunque Budapest es una ciudad que se puede recorrer andando perfectamente, si no quieren caminar o el tiempo no lo permite, con la línea 2 de tranvía y las tres líneas de metro pueden llegar a la mayor parte de los puntos de interés.

Metro

La red de metro de Budapest es muy cómoda ya que sólo cuenta con tres líneas. Llega a gran parte de los puntos de interés de la ciudad.

Tranvía

¿Qué decir de los tranvías? Es un transporte que encanta a los niños y que permite ver la ciudad mientras la recorre. Conoce las líneas más importantes.


Autobús

Aunque Budapest posee más de 200 líneas de autobús que cubren la mayor parte de la ciudad, el tranvía y el metro son suficientes para llegar a casi cualquier punto de interés.

Trolebús

La red de trolebuses de Budapest está compuesta de 15 líneas numeradas desde el número 70 hasta el 83. Conoce su historia y algunas curiosidades.

Funicular

Inaugurado en 1870, el funicular de Budapest (Budavari Sikló) fue el segundo que se construyó en Europa. Comunica el Puente de las Cadenas con el Castillo de Buda.

Tren de cercanías HEV

Los trenes de cercanías son la mejor opción para llegar a algunos barrios periféricos y a poblaciones cercanas como Szentendre.

Taxi

Los taxis en Budapest son relativamente económicos y en ocasiones tomar uno es la mejor opción. Conoce sus tarifas y algunos consejos.

Tarifas y abonos

En la siguiente página hemos intentado resumir toda la información respecto a los diferentes tipos de billetes y abonos de transporte.

A tener en cuenta

Antes de utilizar los diferentes medios, es importante tener claros los siguientes conceptos:

  • Los billetes son los mismos para todos los medios de transporte.

  • No intenten viajar gratis, sobre todo en el metro. Hay grupos de revisores en casi todas estaciones y a casi todas horas. Además, hay que remarcar que los revisores están a la caza del turista, les pedirán el billete el 90% de las veces.

  • Los billetes se compran en el aeropuerto, en las estaciones de metro, puestos de tabaco, tiendas de prensa y, como última opción, a los propios revisores.

  • Los revisores deben llevar un brazalete y un carnet con foto, algunas personas intentan sacarse un dinero haciéndose pasar por revisores.

  • Si compran un abono para varios días, miren si está puesta la fecha y en caso contrario no se olviden de ponerla, si los abonos están sin fecha los revisores los podrían multar.

En nuestros sitios encontraras toda la informacion necesaria para aprovechar tu viaje al maximo y hacerlo inolvidable.